jueves, 27 de junio de 2013

Aceite de rosa mosqueta, fuente de la eterna juventud

 
Hola florecillas mías! Entiendo que no estoy descubriendo América ni muchísimo menos porque la mayoría ya conocéis las propiedades de la rosa mosqueta y de los ácidos grasos y vitaminas que contiene. La verdad es que solamente quería dedicar una breve entrada a explicar mi experiencia con este producto y los diferentes usos que le he ido dando.

Para empezar, os contaré que descubrí este aceite tras una cirugía bastante complicadita que me dejó la tripilla llena de agugeritos y rajitas. Gracias a Dior yo de por sí cicatrizo bien, pero las enfermeras que me atendieron en el hospital pidieron a mis familiares desde el mismo día que me reitraron los puntos que me trajesen un frasquito de aceite puro de rosa mosqueta para ayudar a reducir las cicatrices de las que ya era adjudicataria. No voy a entrar en detalles de todo el proceso pero algunas de las cicatrices correspondían a heridas quirúrjicas que tuvieron que abrir y cerrar varias veces debido a reintervenciones y complicaciones. Además me hicieron otro corte parecido al de una cesárea que cuando lo vi por primera vez se me saltaron dos lagrimones como dos albóndigas. Dicho todo esto, a día de hoy puedo decir que mis cicatrices (tengo 4) son mínimas y estoy convencida de que es gracias a la rosa mosqueta que puedo ponerme un bikini sin mayor trauma.

Lógicamente después de descubrir las propiedades regenerantes que tiene este aceite sobre la piel he decidido incorporarlo a mi rutina de belleza corporal y siempre tengo un tarro en casa. Os explico lo siguiente:
1.- El aceite debe ser puro y como resultado de extraer el aceite del fruto de la rosa mosqueta tras una primera prensada en frío (lo suele decir la etiqueta).
2.- Es un aceite relativamente costoso (he llegado a pagar 14€ por 20ml aunque luego es cierto que cunde bastante) así que ojo con los aceites de hipermercado que cuestan 3 ó 4€ por un bote del tamaño de África. No os dejéis engañar. El aceite que venden en Mercadona etiquetado con las palabras Rosa Mosqueta no es un aceite puro de esta planta. Si giráis el envase veréis que aparecen varios ingredientes y casi al final de la lista aparece el aceite de Rosa Mosqueta (los ingredientes que se usan en mayor proporción son los que aparecen primero).
3.- Lo mejor para aseguraros la calidad y los ingredientes del aceite es que visitéis una farmacia o parafarmacia. De verdad merece la pena pagar lo que cuesta este producto.

Como os decía, una vez bajo control mis cicatrices, he decidido incorporarlo a mi arsenal de belleza y mimos corporales. Tengo un tarrito en el cuarto de baño y me lo aplico sobre la piel tras la ducha antes de la hidratante corporal para ayudar a mantener la piel joven y elástica y prevenir estrías y otros regalitos. Además, en la mesita de noche tengo el tarrito de repavar (100% aceite de rosa mosqueta) que mostraba al principio del post y lo aplico en el dorso de la mano antes de irme a dormir justo antes de mi crema de manos (solo hacen falta dos o tres gotitas). Además de este uso casi diario, me la he aplicado sobre quemaduras (resultado de tomar el sol o de ver tanto Master chef)y la recuperación es mucho más rápida.
He probado varios aceites de varias marcas, todos 100% puros y de primera prensa en frío y quizás el más económico que he encontrado ha sido de la marca Ecobeauty, 50ml 8,95€ en Primor(podéis visitar su tienda online; si buscáis cualquier producto de maquillaje o perfume no lo encontraréis más barato en ninguna parte). Tienen varios aceites esenciales (he comprado hace poco los de Argán y Mosqueta)y el aceite de Rosa mosqueta incorpora además un extra de vitamine E, de alto poder regenerante. 
 

lunes, 24 de junio de 2013

Bases de maquillaje: mis favoritas y consejos de uso


Una de las cosas a las que más importancia doy y en las que más tiempo invierto a la hora de maquillarme es la piel: corrector, base, contorno... conseguir una piel unificada y con buen aspecto es fundamental. A veces es complicado encontrar el equilibrio entre pasarse y quedarse corta; lo mejor para asegurarnos una cobertura adecuada para cada ocasión sin acabar con un efecto máscara es seguir las siguientes reglas de oro:
1.- Elije una base de maquillaje adecuada a tu tipo de piel, así evitaras brillos, granitos, sequedad... y sacarás el mejor partido a tu piel minimizando sus posibles defectos.
2.- Asegúrate de que tu primer o crema hidratante tiene el mismo componente principal que tu base de maquillaje para optimizar la duración (por ejemplo, mezclar una hidratante que contenga aceites y un maquillaje con base de agua dificultará que la base de maquillaje se asiente correctamente sobre la piel).
3.- Nunca apilar indiscriminadamente miles de productos uno sobre otro: al final el acabado puede ser antinatural y conseguir el efecto contrario al que buscas resaltando las imperfecciones en lugar de suavizarlas. Los profesionales son capaces de aplicar finas capas de varios productos y conseguir pese a ello un efecto radiante y natural.  Si no estás muy segura de tus habilidades o estás usando productos que tienen gran cobertura, recuerda "menos es más".
4.- Utiliza las herramienta adecuadas: algunas bases ligeras y acuosas es mejor extenderlas con lo dedos, sin embargo otras más concentradas para acabados de alta cobertura conseguirás extenderlas y fundirlas mejor con tu piel si usa una brocha kabuki de cerdas sintéticas (por ejemplo).

Volviendo a donde empecé, después de haber soltado un rollo muy largo para explicar la importancia de la elección y aplicación de la base, os explico cuáles son las tres bases que más utilizo, por qué y cómo me gusta usarlas.

Face&Body, MUFE 40€
Revlon Colorstay, 12€
HD Foundation, MUFE, 39€

1.- Face&Body, Make up forever: esta es una base cuyo componente principal es el agua. Todas las bases que uso son oilfree porque tengo la piel mixta y esta no es una excepción. La mayoría de mis bases tienen subtono amarillento excepto esta que pese a ser rosada se me adapta bastante bien. La cobertura es ligera pero se puede aplicar una segunda capa (aunque yo no lo hago porque cuando quiero mayor cobertura uso una de las bases de las que hablaré a continuación). Me encanta su ligereza y que aporta una cobertura discreta pero efectiva, muy adecuada para el día a día. Pese a ser ligera la duración no está mal y fijándola un poco con polvos se consiguen bastantes horas de maquillaje quasi inalterable. Prefiero su olor y textura a la Face&Body de MAC aunque esta es algo más costosa (40€ por 30ml). Prefiero aplicarla con los dedos por varios motivos, el principal es que al ser tan ligera si utilizo una brocha plana clásica para base quedan rayas y al final termino teniendo que fundirla sobre la piel con los dedos, así que prefiero aplicarla directamente con ellos y ensuciar una brocha menos. Otro motivo para no usar brocha o esponjita es que al ser tan fluida esta base, las herramientas de aplicación literalmente "se la beben" y, francamente, tampoco es tan barata como para dársela de comer a la Beauty Blender. La recomiendo si tienes una piel que no tiene un exceso de manchas o discoloraciones. También creo que tiene un buen efecto sobre pieles que tienen un acné ligero sumándole algo de corrector a las rojeces que por si misma quizás la base no cubriría. No se asienta en las líneas de expresión y da ese efecto "buena cara" sin parecer que vas super maquillada. Por todo esto... es una de mis favoritas y la uso día sí día también para ir a trabajar o para acabados naturales junto a un blush en crema para crear un look natural y "jugoso".

2.- Revlon Color Stay: esta es una base de larga duración y acabado mate (mate, que no acartonado). La uso muy a menudo cuando sé que tendré algún compromiso o evento después del trabajo y no podré pasar por casa a rehacerme la cara. Guardo mis polvos de Bare Minerals en el bolso y con un retoque a última hora vuelvo a tener la piel como recién maquillada. Esta base es de alta cobertura y la única pega que le encuentro es que su color se oxida un poco al cabo de las primeras hora. Por lo demás es una base bastante económica y que da muy buenos resultados. Aunque yo he elegido la versión oilfree para pieles mixtas/grasas, tambien hay una versión para pieles secas (aunque esta no la he probado así que no la puedo recomendar con conocimiento de causa). Esta base solamente podréis encontrarla online, yo la he comprado en Maquillalia pero seguramente habrá otras webs donde la podáis encontrar. Yo soy de piel normal tirando a pálida y el color que uso es el 330 Natural Tan (me va un pelín oscuro en invierno pero perfecto en verano). Me gusta aplicarla con la brocha Face Expert Brush de The Real Techniques. Moviendo la brocha circularmente sobre el rostro se consigue una aplicación perfecta, fundiendo el producto sobre la piel y creando una película casi imperceptible. No perdáis de vista esta brocha, merece mucho a pena porque al ser de cerdas sintéticas esta totalmente libre de crueldad animal y además no absorbe producto, depositándolo casi íntegramente sobre la piel.

3.- HD Foundation, MUFE: esta base me resistía durante algún tiempo a comprarla porque al probarla en el dorso de la mano no me gustaba la sensación. Prejucios a un lado, después de tragarme muchos reviews en youtube terminé por comprármela (en el tono N128, subtono amarillo). Aplicándola con la brocha de The Real Techniques que comentaba anteriormente el resultado es una piel jugosa, perfeccionada, con una cobertura prácticamente total de todas las imperfecciones pero de acabado muy natural. El acabado no es mate aunque tampoco es oleoso ya que la base es totalmente libre de aceites. La duración, sin ser como la anterior de Revlon está bastante bien y fijada con polvos dura todo el día. 

Estas son las tres bases a las que recurro habitualmente y son hasta la fecha mis favoritas y, aunque a veces también uso otras bases fluidas o en polvo, estas son las que siempre tengo a mano en mi tocador para el día a día o para ocasiones especiales. Eso sí, recordad que por mucho que inviertas en una base de maquillaje, no vale absolutamente nada si no la aplicas adecuadamente y con los utensilios adecuados :-)





domingo, 23 de junio de 2013

Mini paletas económicas: MUA, Catrice y Essence



Durante mucho tiempo me he vuelto un poco obsesa-compulsiva-prima-de-Golum atesorando paletas de sombras gigantes con 80 colores, 30 colores... todos muy bonitos y de marcas que ofrecen una buena relación calidad precio como Zoeva o Coastal, pero cuando llega la hora de la verdad, a ver quién se va de fin de semana acarreando el equivalente de su propio peso en sombras de ojos. Y la verdad toda enterita es que cada vez que hago la maleta para pasar un fin de semana o puente fuera de Madrid, mi chico me mira con cara de... "La maleta de fin de semana vale, que lleves más zapatos de la cuenta y los metas en bolso a parte... vale. ¿Pero una bolsa del mercadona llena de maquillaje y sombras de ojos? ¿En serio no has bebido? Sólo vamos a casa de mis padres cariño." Esta escena cotidiana se termina saldando con la consabida discusión y aunque me debato en duelo a muerte por tener la razón, la realidad es que de esas paletas siempre termino usando tres o cuatro colores y no tiene sentido llevármela toda enterita (seamos sinceras, ese tono verdeagua maravilloso que estás planteándote usar algún día de tu vida es muy favorecedor, pero si no lo has usado en el último año es bastante improbable que en tu viaje express de fin de semana a una casa rural de Cuenca te surja el momento idóneo para experimentar nuevos looks).  Conclusión: he descubierto varias minipaletas de marcas diversas que me ofrecen los tonos que normalmente uso y alguno de más por si me siento un poco torera; que ya sabemos que una no puede salir de casa sin llevar en mente los porsiacasos (porsiacaso vamos a cenar, por si acaso me pongo el vestido verde que he metido en la maleta porsiacaso, porsiacaso conozco a Geroge Clooney y resulta que su color favorito es el morado...).

La primera paletilla (de sombras, no te jamón) de la cual me enamoré tanto que me hizo dejar en tierra otras paletas más voluminosas, es esta paleta de Catrice llamada "nude" con sombras en tonos neutros tanto claros como oscuros, perfecta tanto para un look de día como un ahumado más nocturno. Lo único que echo en falta es algún tono mate, porque todos tienen algo de shimmer, si bien no son excesivamente brillantes, tan solo tienen el punto justo de brillo.

Paleta Absolute nude, Catrice 5,49€

Dentro de la categoría de paletas "nude" también está mi nueva adquisición: esta paleta de sombras de la marca MUA (comercializada por el momento en exclusiva por Maquillalia). Además de ser super económica es un calco de la Naked2 de Urban Deccay (sin costar los cuarenta eurazos que cuesta la que, por otra parte, es una paleta maravillosa que todas ya conocéis pero que también es bastante más voluminosa). Con una pigmentación fantástica y con alguna sombra nude, tiene lo que necesito para mis looks más recurrentes que suelen ser ojos nude y ahumados.

Paleta "Undress Me Too", MUA 4,99€

Por último, también intento meter alguna paleta de tonos más vivos "porsiacaso" me da por introducir un elemento inesperado en mi look y quiero darle un puntillo más golfete a la mirada. Estas paletas de Essence incorporan colores muy de temporada y, como casi todos los productos de Essence, su relación calidad precio es sobresaliente. Sombras muy pigmentadas y que se asientan muy bien sobre la piel del párpado.

Paletas "Sun Club", Essence 3,49€
Como veis son todo productos bastante económicos y anti-crisis. También hay paletas que me encantan de otras marcas de alta gama pero no sé si es coincidencia o conciencia anticrisis... la verdad es que esta temporada estas han sido mis tres opciones más recurrentes. Estas paletas tienen todo lo que necesito cuando salgo de casa y tienen el tamaño perfecto para el bolso y lanzarme a un cambio de look "dayTOnight" al salir de la ofi. 
Espero que os gusten y si alguna las usa me gustaría saber vuestra opinión!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...