viernes, 2 de noviembre de 2012

Lentejitas de invierno

           No se vosotros pero yo no soy muy cucharera la verdad. Desde que era pequeña la única comida consistente de cuchara que he tolerado son las lentejas. Algunos pensarían que al hacerse una mayor estas manías cambian... pues NO! Ni muerta me verás con un plato de cayos o un guiso de garbanzos, es superior a mí. Pero unas lentejitas... con su choricito, sus verduritas, mmm.



Aprovechando que ayer, 1 de noviembre, era día festivo, me he relajado cocinando uno de mis platos favoritos. Y nada de olla expres, no señora!! Cocinando a fuego lento y cortando las verduritas y preparando los ingredientes con todo el mimo. Meterme en la cocina a enredar sabiendo que tengo todo el tiempo del mundo es... oohhmmm.... relajante. Es como un yoga un poco más de pueblo como si dijéramos.


Aquí os pongo mi lista de ingredientes. como veréis no me corto mucho con el tema del colesterol así que si alguno/tenéis problemillas de ese tipo os recomiendo que tiréis más de verduras y especias para conseguir unas lentejas sabrosas pero sin grasilla.

- Lentejas Pardinas de león (no vale la marca blanca de Mercadona señores!! Si quieres unas buenas lentejas que no dejen pellejitos es mejor ir a por unas de mejor calidad!)
- 2 ó 3 choricitos (jabuguitos  o picantes)
- Morcilla Asturiana (a mí me gusta esta que es la más sabrosa)
- Una cabeza de ajo entera y varios dientes sueltos y pelados
- Una cebola entera
- Un buen troco de panceta troceado.
- Tres zanaorias, dos de ellas picadas bien finitas y la tercera a trocitos más grandes
- Medio pimiento rojo
- Un pimiento verde (en la foto no lo véis proque esta vez se me olvidó!)
- Un tomate maduro en trocitos pequeños
- Dos patatas en trozos medianos
- 2 guindillas
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal gorda
- Pimenton dulce y picante


  Cocinar todo con paciencia, empezando por las verduras más "duras" como la zanahoria y el pimiento rojo, rehogar todo con mimo en el aceite de oliva e ir poco a poco añadiendo la cebolla, algo de morcilla y choricito picado (el reto lo reservamos en trozos más grandes), pedacitos de tocino o panceta, guindillas... cuando esté todo rehogado, las verduras se hayan reducido a la tercera parte y la cocina huela literalmente a gloria, echa las lentejas previamente enjuagadas (yo normalmente echo medio saquito de un kilo, o sea, medio kilo) dale un par de vueltas a todo para que sempapen bien las lentejas de todo ese mejunje y a continuación cubre con agua y añade un vasito de vino blanco. A partir de ahí tira de paciencia y déjalo cocer a fuego lento hasta que te parezca que las lentejas estan blanditas y a tu gusto.





Lo siguiente es servir y empujar con mucho pan. A continuación es importante echarse la siesta ;-)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...