miércoles, 31 de octubre de 2012

Huevos Benedict con menos calorías


¿Y eso cómo se consigue? Pues eliminando la salsa holandesa. Esta salsa se hace fundamentalmente con mantequilla y huevo así que es una bomba de calorías en nuestro organismo. Si eliminamos este componente nos quedamos con un desayuno perfectamente equilibrado además de sabroso.
A muchas os cuesta horrores conseguir que los huevos escalfados salgan redonditos y perfectos como en un restaurante (a mí también, para qué nos vamos a engañar). Hay quién emplea el truco de añadir al agua de hervir un chorrito de vinagre, pero la verdad es que a mí ni por esas me sale un solo huevo mínimamente aceptable. ¿El truco de las campeonas? Muy fácil, tal y como en la foto, usando un trozo de film transparente del que se usa para guardar comida en la nevera, creáis una espece de saquito en el cual colocaréis el huevo. Una vez cerrado (yo normalmente hago un lacito con una tirita del mismo film) lo podéis dejar flotando en una cacerola de agua hirviendo durante alrededor de cuatro minutos.
                              

Mientras tanto aprovecha para dorar a la plancha unas rodajas de cebolla y tomate...

Una vez cocinado el huevo, sácalo de la cacerola y dale un chapuzón rápido en agua (sin sacar del plástico). Así el film se despegará con más facilidad del huevo y el resultado será mejor. Si ves que no está en su puento lo puedes folver a cerrar y dejarlo un par de minutos más dentro del agua hirviendo.
A continuación coloca sobre una tostada de pan la cebolla, el tomate a la plancha y el huevo. Solo queda añadir sal y pimienta... y listo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...